Dos minutos marcan la diferencia ¿estás preparada?

Dos minutos marcan la diferencia ¿estás preparada?

LIMPIEZA FACIAL

LA BASE DE LA BELLEZA

Al igual que una casa no se puede empezar a construir por el tejado, tampoco podemos empezar a cuidar nuestra piel sin una buena base. Nos preocupamos de buscar productos que la traten, que la mejoren, que la cuiden ¿qué nivel de importancia debe tener la limpieza? Pues exactamente la misma que los cimientos de tu casa.

Y ahora… llega la pregunta… ¿y cómo lo tengo que hacer?

Tenemos que limpiar la piel por la mañana y por la noche y la función es eliminar el maquillaje, las impurezas, la grasa y el sudor, para que los productos que apliquemos posteriormente puedan penetrar de forma óptima  y puedan hacer de forma correcta su función.

Por lo tanto, con 3 sencillos pasos podemos convertir la pereza en un ritual, en un momento para dedicarte sólo a ti, para mimarte.

Dos minutos marcan la diferencia ¿estás preparada?

  1. El primer paso es retirar la suciedad oleosa de nuestra piel (maquillaje, protector solar, cremas aplicadas anteriormente y nuestra propia grasa generada) utilizando un limpiador que contenga una base de aceite.

2. El segundo paso tiene como función eliminar de forma definitiva los pequeños residuos que han podido quedar, esto ha de realizarse con un producto con base jabonosa.

3. Por último vamos a aplicarnos el tónico ya que una vez que la piel está completamente limpia lo único que queda es reequilibrar el PH de la piel.

Ahora tu piel está preparada para el tratamiento, ahora ya sabes cómo lograr una buena base para tu belleza.

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

veinte + tres =